“El

Foto: Youtube

La joven mexicana de 22 años encontró una pesadilla al intentar cruzar la frontera a Estados Unidos en busca de trabajo.

Estados Unidos. -El sueño de una joven mexicana se vio fracturado cuando cruzó la frontera a Estados Unidos en busca de una vida mejor.

La joven de 22 años fue traficada por un coyote que la ayudó a cruzar la frontera y vivió una pesadilla al ser vendida a una mujer que la esclavizó durante más de dos años, obligándola a participar en vejaciones de todo tipo.

Esto ocurrió en la ciudad de Jacksonville en el 2012, donde Esthela Clarke, una señora estadounidense de 47 años, compró a la joven para utilizarla como vientre de alquiler por tres mil dólares.

A la joven mexicana le habían prometido pagarle 4 mil dólares por usarse como vientre de alquiler para un bebé. Todo empezó, pero las cosas empezaron a cambiar cuando Esthela empezó a prohibirle la salida a la joven de la casa.

No pasó mucho hasta que Esthela empezó a inyectar semén a la joven, algo que sucedía cuatro veces al día durante más de 9 meses.

El maltrato no solo llegó a ser físico, la joven sufrió de inanición por parte de su captora, llegando a perder 29 kilos.

Incluso llegó a ser abusada sexualmente por dos desconocidos en el interior del domicilio.

La pesadilla acabó luego que dos conocidos de la joven mexicana denunciaron el crimen a las autoridades, por lo que Esthela Clarke fue acusada de tráfico de personas en el 2015, así como tráfico sexual, labor forzada y tráfico de esclavos.

El lunes 27 de enero de este año la acusada se declaró culpable, por lo que pasará 20 años en la cárcel por los inhumanos crímenes que ha cometido.

Deja tu comentario

  • (not be published)