El informe es bastante detallado

El Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, presentó una una series de irregularidades en los centros de internamiento juvenil, entre los que destacan la ausencia de programas o protocolos para prevenir y atender situaciones de emergencia o eventos violentos, maltrato por parte de personal de seguridad y falta capacitación en materia de derechos humanos y de prevención de la tortura.

El documento es resultado de las visitas realizadas en enero la Comunidad para el Desarrollo de Adolescentes, Comunidad de Diagnóstico Integral para Adolescentes, por lo que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), informó mediante un comunicado que verificaron las condiciones de estancia, lo que permitió analizar y evaluar su correspondencia con los derechos fundamentales los adolescentes privados de la libertad.

El comunicado también citaba que todo aquello relacionado con el trato humano y digno, la legalidad y la seguridad jurídica, la protección de la salud, la integridad personal, así como el trato de quienes presentan discapacidad física o algún tipo de adicción, con el propósito de que se atiendan las situaciones de riesgo señaladas en el informe y prevenir actos que pudiesen constituir tortura o maltrato.

Además, detectaron la falta de mantenimiento en los dormitorios y servicios sanitarios, así como en áreas de talleres, aulas y patios; deficiencias en la iluminación artificial, sistemas hidráulicos, de drenaje, fugas de agua y humedad; inadecuadas condiciones de higiene y presencia de fauna nociva, así como deficiencias en áreas de visita, comedores, talleres, aulas e instalaciones deportivas, falta de personal especializado para la implementación de actividades en los centros.

Por su parte los adolescentes internos señalaron que la comida es insuficiente y repetitiva; se aplican procedimientos disciplinarios deficientes y sin resolución escrita; las comunidades carecen de reglamento interno y manuales de procedimientos debidamente actualizados, acordes con la Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes e instrumentos internacionales.

El informe se basó en parámetros que están previstos tanto en normatividad nacional como en instrumentos internacionales, por lo que las acciones del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura están orientadas a prevenir actos que pudieran constituir riesgos de tortura o tratos crueles.

Deja tu comentario

  • (not be published)