Foto: Especial

Xbox, de forma exclusiva para Digital Foundry, ha dado a conocer las especificaciones finales que tendrá la Project Scorpio, la nueva consola casera de Microsoft que promete ser la más potente del mercado por un buen tiempo.

El sistema contará con un chip llamado Scorpio Engine, con un tamaño de 360 milímetros cuadrados, que incluirá procesador, tarjeta gráfica y controlador de memoria. Éste está siendo fabricado por TSMC, desarrollado en un proceso de 16 nanómetros FinFET y que además cuenta con 7,000 millones de transistores.

En cuanto a su velocidad de reloj, tiene una frecuencia de 2.3 GHz con 8 núcleos, a diferencia de los de Xbox One que corrían a 1.75 GHz. La tarjeta gráfica contará con soporte nativo de DirectX 12 y quedará lista para los juegos que llegarán a la consola en un futuro.

En cuanto a la memoria RAM, Project Scorpio contará con 12 GB GDDR5, que será compartida entre el procesador y la tarjeta gráfica. 8 GB estarán disponible para desarrolladores y el resto para el sistema. Para su rendimiento gráfico se mantienen los 6 TFLOPs prometidos, equivalentes a una AMD RX 480, una frecuencia de 1.172 MHz, un ancho de banda de 326 GB/s y una interfaz de 384 bits.

Y por si fuera poco, y como era de esperarse, la consola también tendrá soporte para resoluciones 4K y tecnología HDR, aunque por supuesto, será necesario que el usuario tenga la pantalla necesaria para sacarle provecho a estas características.

Deja tu comentario

  • (not be published)