IMAGEN: “El

Pence recomendó a Corea del Norte no poner a prueba la “determinación” del presidente Donald Trump frente a los programas balísticos y nucleares de Pyongyang y advirtió que “todas las opciones están sobre la mesa”.

Estados Unidos.– El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, viajó a la tensa franja que separa a Corea del Norte y Corea del Sur, y a pocos metros de sus rivales, advirtió a Pyongyang en contra de probar a Washington y Seúl con sus ambiciones nucleares.

“La era de la paciencia estratégica se acabó”, declaró Pence. “El presidente Trump ha dejado claro que la paciencia de Estados Unidos y nuestros aliados en esta región se ha agotado y queremos ver cambios. Queremos ver cómo Corea del Norte abandona su imprudente camino en el desarrollo de armas nucleares. El uso continuo y las pruebas de misiles balísticos es inaceptable”, dijo.

Pence recomendó a Corea del Norte no poner a prueba la “determinación” del presidente Donald Trump frente a los programas balísticos y nucleares de Pyongyang y advirtió que “todas las opciones están sobre la mesa”.

Pese a las presiones internacionales, Corea del Norte intentó el domingo sin éxito lanzar un nuevo misil y se teme que el país se esté preparando para llevar a cabo un sexto ensayo nuclear.

Washington quiere lograr la desnuclearización de Corea del Norte “por medios pacíficos, mediante negociaciones, pero todas las opciones están sobre la mesa y seguimos al lado del pueblo de Corea del Sur”, dijo Pence en una rueda de prensa en Seúl.

“Estas dos últimas semanas, el mundo ha sido testigo de la fuerza y determinación de nuestro nuevo presidente durante operaciones llevadas a cabo en Siria y Afganistán”, declaró Pence en referencia al bombardeo estadounidense contra una base aérea del régimen sirio y al lanzamiento de una súper bomba contra yihadistas en Afganistán.

“Corea del Norte haría mejor en no poner a prueba su determinación o la potencia de las fuerzas armadas de Estados Unidos en esta región”, añadió Pence junto al primer ministro y presidente surcoreano en funciones, Hwang Kyo-Ahn.

Pence dijo a los reporteros que lo acompañaron que el presidente Donald Trump espera que China emplee los “extraordinarios” mecanismos de presión a su alcance para hacer que Corea del Norte abandone su programa armamentístico, un día después del lanzamiento fallido de un misil norcoreano. Pero el vicepresidente expresó su impaciencia ante la poca disposición de Pyongyang para deshacerse de sus armas nucleares y misiles balísticos.

Haciendo referencia al cuarto de siglo transcurrido desde la primera vez que Washington se enfrentó a Corea del Norte por sus intentos de construir armas nucleares, Pence dijo que había habido un periodo de paciencia.

“Pero la era de la paciencia estratégica se acabó”, declaró Pence. “El presidente Trump ha dejado claro que la paciencia de Estados Unidos y nuestros aliados en esta región se ha agotado y queremos ver cambios. Queremos ver cómo Corea del Norte abandona su imprudente camino en el desarrollo de armas nucleares. El uso continuo y las pruebas de misiles balísticos es inaceptable”.

Deja tu comentario

  • (not be published)