Trump se retracta sobre fondos monetarios para el muro

Creado en abril 25, 2017, 9:31 am
5 mins

Donald Trump se retractó ayer de su exigencia de incluir una partida presupuestaria para la construcción del muro en la frontera con México, provocando así una nueva derrota en sus primeros 100 días de gobierno cumplidos el sábado.

La medianoche del viernes es el límite para que el congreso apruebe la apropiación de los fondos para lo que queda de este año fiscal (que termina el 30 de septiembre). La insistencia de Trump a exigir dinero para construir la barrera física en la frontera rompió el diálogo entre los legisladores, ya que con ese punto los demócratas se enrocaban en una oposición rotunda.

La disposición a “cerrar” el gobierno, si se mantenía la petición de mil 400 millones de dólares para iniciar la construcción del muro este verano, era total entre los progresistas, encabezado por el senador Chuck Schumer.

Información del diario Wall Street Journal asegura que todos los legisladores republicanos de estados fronterizos también se oponían.

Dado que las predicciones no eran las mejores, de manera inesperada, el presidente anunció a un grupo de medios conservadores que estaría dispuesto a no exigir dinero para el muro y esperar al inicio del nuevo año fiscal.

El drástico cambio provocó que la amenaza de parálisis federal se desvaneciera tras un día en el que las posiciones de la Casa Blanca y los legisladores hacían presagiar un drama legislativo.

El muro era el principal obstáculo para llevar a cabo una negociación en la que la Casa Blanca ponía toda su “confianza” en que evitaría el cierre, pese a los demócratas.

“El presidente está trabajando duro para mantener el gobierno abierto”, afirmó entonces el Secretario de Tesorería, Steve Mnuchin.

Durante la semana, el diálogo para llegar a un acuerdo había sido muy fructífero, según fuentes demócratas, pero el fin de semana Trump recuperó el muro como prioridad en los presupuestos y ahí surgió el problema.

“Todo iba bien hasta que puso ese palo en las ruedas”, declaró el líder demócrata en el senado, Chuck Schumer.

“No queremos un cierre, no es una herramienta. Pero queremos que nuestras prioridades tengan fondos”, amenazó el pasado domingo el director de la Oficina de Presupuesto, Mick Mulvaney.

“Sabemos que hay mucha gente en el Capitolio, especialmente del Partido Demócrata, a quienes no gusta el muro, pero perdieron las elecciones y el presidente debería tener la oportunidad de financiar una de sus grandes prioridades”, concluyó en entrevista con AP.

Al final, la presión pudo con la administración Trump, que se vio obligada a acumular una nueva derrota para no cargar con la culpa del cierre del gobierno federal.

La decisión de Trump dejó satisfechos a los demócratas, quienes sin el muro en el presupuesto ven factibles las opciones para lograr un acuerdo y evitar la paralización de gobierno.

“Es bueno para el país que el presidente Trump haya dejado el muro fuera de la mesa (…). Ahora, las negociaciones bipartitas y bicamerales pueden continuar trabajando en las cosas pendientes”, comentó Schumer en un comunicado.

Aunque el muro no podrá tener una partida específica en el presupuesto —que el mandatario esperaba que fuera de mil 400 millones de dólares—, el gobierno tiene 20 millones de dólares para iniciar el proyecto. Para continuar deberá esperar el próximo año fiscal, que inicia en octubre. Su construcción tiene estimaciones de presupuesto que van de los 8 mil millones a los 70 mil millones de dólares.

Deja tu comentario

  • (not be published)