festejo-mayo-mariachis-casa-blanca

Foto: Voz de América

El festejo en la Casa Blanca por el 5 de mayo comenzó con la administración de George W. Bush y se mantuvo durante el gobierno de Barack Obama.

Washington.- Desde el primer gobierno de George W. Bush hasta el último de Barack Obama, la Casa Blanca celebraba cada 5 de mayo en un colorido festejo a la hispanidad, los aportes de los mexicanos y la hermandad con Estados Unidos.

Este viernes, la tradición de 16 años llegó a su fin, luego de que el vicepresidente Mike Pence llevara el festejo fuera de la Casa Blanca a celebrarse al viejo edificio donde el sonido de los mariachis fue reemplazado por un trío.

Durante esos 16 años de tradición, el tequila, las margaritas y la cerveza fueron las bebidas más solicitadas entre los políticos, personalidades del espectáculo e invitados especiales al festejo que se llevaba acabo en el Salón Este o en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca.

De la misma manera, los antojitos mexicanos se hicieron presentes, como los tacos, empanadas, las gorditas y el ceviche, aunque con un toque sofisticado, ya que casi siempre se trataba de porciones mucho más pequeñas que las que se sirven en restaurantes de comida mexicana.

En 2005, el Congreso aprobó una resolución refiriendo la fecha como un recordatorio de los cercanos lazos espirituales y económicos entre la gente de México y Estados Unidos.

Posteriormente, durante la administración de Bush la celebración por el 5 de mayo quedó incorporada como parte de los festejos sociales anuales de la Casa Blanca, y mantenida durante la administración de Barack Obama.

Visita El Independiente Noticias Facebook.

Deja tu comentario

  • (not be published)