primer-centro-comercial-en-cuba

Foto: El Universal

Los habitantes han quedado impresionados con el centro comercial de lujo, que cuenta con artículos más costosos que lo que podrían ganar en toda su vida.

La Habana.- En el centro de la capital cubana fundado bajo ideales de igualdad social, el brazo comercial de las fuerzas armadas cubanas se ha transformado en una vieja galería comercial, a un templo de capitalismo más conspicuo.

L’Occitane, Mont Blanc y Lacoste son algunas de las marcas que albergan esta moderna galería en la Manzana de Gómez, ahora convertido en un fenómeno sociocultural desde que abrió hace pocas semanas y los cubanos se pasean azorados por sus corredores brillosos.

Las vendedoras del nuevo local de L’Occitane en Provence, una marca francesa, de la Haba ganan 12.50 dólares al mes. Una botella de eau de toilette de acacia cuesta 95.20 dólares. Una crema facial rejuvenecedora cuesta 162.40 dólares la onza.

Los cubanos parecen asombrados frente a los aparadores que exhiben artículos que cuestan más que lo que pudieran ganar en toda su vida. Adolescentes y jóvenes adultos posan frente a los celulares para fotos que publicarán en sus redes sociales.

“Nos duele porque yo no puedo comprar”, dijo Rodolfo Hernández, un mecánico electrónico jubilado de 71 años que vive con una pensión de 12.50 dólares al mes.

“Hay gente que puede llegar a comprar aquí pero de diez hay uno. La mayoría del país no tiene sueldo”, indicó Hernández para la agencia AP.

Visita El Independiente Noticias Facebook.

Deja tu comentario

  • (not be published)