damaso-lopez-pgr-traslado-juarez

Foto: Milenio

La captura de “El Licenciado” representa haber evitado una alianza entre los cárteles de Sinaloa y Jalisco.

Ciudad de México.- Si la Sedena y la PGR no hubieran frustrado la alianza que pretendía formalizar Dámaso López Núñez “El Licenciado”, la mitad del territorio del país pudo quedar en manos de los cárteles de Sinaloa y de Jalisco Nueva Generación, indicó un informe federal, de acuerdo a Milenio.

Luego de su captura en la Ciudad de México, este miércoles por la noche, personal de ambas dependencias trasladaron al capo al Centro Federal de Readaptación Social número 9 en Ciudad Juárez, donde también estuvo preso Joaquín “El Chapo” Guzmán antes de ser extraditado a una prisión de Nueva York, Estados Unidos.

De acuerdo a un reporte del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenapi), de la PGR, fechado en marzo pasado, se detalló que el Cártel de Jalisco, el cual encabeza Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, domina ocho estado del país, por lo que de haberse aliado con “El Licenciado” e Ismael “El Mayo” Zambada, habría permitido intervenir al grupo criminal al menos siete entidades más donde el Cártel de Sinaloa se encuentra.

Asimismo, se indicó que “El Licenciado” y su hijo “El Mini Lic” mantienen una alianza con el Cártel de Juárez, específicamente con César Carrillo, hijo del capo Amado Carrillo Fuentes “El Señor de los Cielos”, por lo que Chihuahua habría sido otro lugar con operaciones de “El Mencho”.

De acuerdo al diario, estas alianzas permiten evitar enfrentamientos entre cárteles y abren el paso a más droga, a través del pago de cuotas, así como buscar el control de otros territorios en poder de grupos rivales.

El Independiente Noticias Facebook.

Deja tu comentario

  • (not be published)