cristianos-coptos

Foto: AFP

El Cairo.- Luego del ataque a un autobús con cristianos coptos que viajaban a un monasterio al sur de la capital egipcia y mataron a por lo menos 28 personas, además de dejar 22 heridos, Egipto respondió con un ataque aéreo contra supuestas bases de entrenamiento de grupos extremistas en Libia.

Horas después de que el transporte fuera baleado con ametralladoras en un camino remoto del desierto, el presidente egipcio, Abdul Fatah al-Sisi anunció las acciones de represalia.

Autoridades en Egipto sospechan que el ataque fue llevado a cabo por extremistas del Estado Islámico (EI) a bordo de tres camionetas.

“Lo que vieron hoy (ayer) no quedará impune. Se ha lanzado un ataque extremadamente doloroso a las bases. Egipto nunca dudará en atacar bases terroristas en donde sea”, afirmó Al-Sisi en un discurso por televisión.

Ante los hechos, el mandatario egipcio hizo un llamado al presidente estadounidense, Donald Trump, para que encabece una guerra mundial contra el terrorismo.

Visita El Independiente Noticias Facebook.

Deja tu comentario

  • (not be published)