tomas-clandestinas-pemex

Foto: El Universal

Las tomas clandestinas no sólo han dañado las finanzas de Pemex, sino la exposición a riesgos a las comunidades y sus trabajadores.

Ciudad de México.- De 2010 a 2016 el gasto para inhabilitar tomas ilegales aumentó más de mil 230 por ciento, por lo que Petróleos Mexicanos gastó cuatro mil 234 millones de pesos en los últimos seis años.

Pemex Logística detalló la cantidad que desembolsó por la empresa para la inhabilitación, lo que incluye “consumibles, mano de obra, maquinaria y equipo”, indicó el diario Milenio con información obtenida por la empresa a través de transparencia.

En tanto al aumento de la ordeña, éste se reflejó en los costos de inhabilitación de tomas clandestinas, ya que mientras en 2010 a la petrolera le costó 137 millones 535 mil pesos, el año pasado se disparó a mil 840 millones de pesos.

Pemex reportó que para 2010 de 691 tomas clandestinas para el año pasado se localizaron seis mil 873.

El robo de combustible no sólo lacera las finanzas de Pemex, sino además el incremento a la exposición de riesgos a las comunidades y a sus trabajadores, así como una afectación al medio ambiente y a la seguridad energética.

En el transcurso del año, Pemex ha hecho públicos al menos 20 intervenciones por incendios ocasionados por tomas clandestinas.

Visita El Independiente Noticias Facebook.

Deja tu comentario

  • (not be published)