El pasado viernes, mientras se realizaba una boda en Rajasthan, India, una explosión de dos cilindros de gas dejó como saldo la muerte de 18 personas y decenas de heridos.

Los hechos ocurrieron en un hotel de la ciudad de Beawar del distrito Ajmer, ubicado a unos 200 kilómetros de la capital de Rajasthan, en donde hasta el momento personal del ejército y los equipos de rescate continúan removiendo escombros para recuperar los cuerpos de las víctimas.

“Hasta el momento se recuperaron 18 cadáveres”, dijo el funcionario administrativo de Ajmer durante una entrevista al diario The Times of India.

Según los reportes de la autoridad, el cocinero del salón de banquetes del hotel estaba tratando de rellenar el cilindro de gas vacío de otro tanque, provocando la explosión y destrucción del edificio de tres pisos.

El primer ministro de Rajasthan, Vasundhara Raje, anunció una indemnización por parte del estado de 200 mil rupias a cada una de las familias de los muertos.

Deja tu comentario

  • (not be published)