Este martes se reveló la existencia de numerosos casos de explotación sexual en Siria, en los que muchas mujeres tuvieron que acceder a brindar favores sexuales para poder recibir ayuda humanitaria.

Esta problemática fue confirmada por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA por sus siglas en inglés) y documentada por la cadena británica BBC.

Según el reporte del organismo internacional, hay varios casos documentados de mujeres en situación vulnerable (viudas o divorciadas) que tuvieron que casarse con funcionarios sirios para brindar servicios sexuales y así poder acceder a alimentos y provisiones.

De acuerdo con Danielle Spencer, asesora humanitaria que colaboró en Siria, los casos comenzaron a denunciarse desde 2015.

“Al parecer, hombres de ayuntamientos locales en áreas como Dara’a y Quneitra les ofrecían ayuda a cambio de relaciones sexuales”, relató Spencer.

Además agregó que “estaban reteniendo la ayuda que había sido entregada y después usaban a estas mujeres para tener relaciones sexuales. Algunas lo habían experimentado”.

El grado de arraigo de estas prácticas es tal que incluso las mujeres que acuden a los centros de distribución de ayuda humanitaria son mal vistas, pues la población supone que acceden a dar favores sexuales a los encargados de esos centros.

Ante esto, las organizaciones humanitarias han buscado fortalecer sus procedimientos de entrega y distribución de ayuda, lo cual ha sido difícil tomando en cuenta la gravedad del conflicto bélico que ahí se vive, sobre todo en las zonas más peligrosas como Dara’a y Quneitra.

Deja tu comentario

  • (not be published)