Una serie de tormentas de polvo ocurridas al norte de India, ocasionaron que al menos 100 personas fallecieran y otras 160 resultaran heridas, reportaron hoy las autoridades locales de las zonas con afectación.

Las tormentas que se presentaron en los estados de Rajastán y Uttar Pradesh, interrumpieron la electricidad, arrancaron árboles, destruyeron casas y mataron ganado.

Gran parte de los fallecidos estaban durmiendo cuando sus casas se derrumbaron tras ser golpeadas por intensas ráfagas de rayos.

Este tipo de fenómenos es común, durante el verano, dentro de dicha área de la India, sin embargo, la pérdida de vidas en tal dimensión es inusual.

Ante los hechos, los equipos de expertos estaban tratando de restaurar el servicio de electricidad en los hogares, después de que se derribaron entre 200 y 300 postes de luz durante las tormentas.

La ministra principal de Rajastán, Vasundhara Raje, indicó en su cuenta oficial de Twitter que las autoridades competentes se dirigían a las áreas afectadas para comenzar el trabajo de auxilio y restauración.

“Un incidente desafortunado, estamos cooperando estrechamente con las autoridades locales para mitigar la situación”, publicó la ministra.

El gobierno del estado indio también anunció que las familias de los muertos recibirán 400 mil rupias (alrededor de seis mil dólares) como compensación.

Por su parte, 46 personas fallecieron en Uttar Pradesh, 36 de ellas en el distrito de Agra, lugar donde se sitúa el Taj Mahal. Las autoridades consideran que el número de acaecidos podría aumentar.

De igual modo, las tormentas afectaron a la capital, Delhi, a más de 100 kilómetros de distancia, junto con fuertes lluvias a última hora de la tarde del miércoles.

Diversos vuelos han sido cancelados en el Aeropuerto Internacional Indira Gandhi debido a la visibilidad reducida.

Deja tu comentario

  • (not be published)