El Kilauea mantiene su actividad y los ríos de lava expulsados ya cruzan la Isla Grande de Hawaii, acercándose al mar.

Esto obligó a las autoridades a evacuar las zonas de Leilani Estates y Lanipuna Gardens.

La lava no es el único peligro, ya que tanto el volcán como las fisuras y grietas que se han abierto están expulsando con mayor intensidad gases, contaminación y cenizas.

Por otro lado, las fisuras han aumentado, pues ya se han contabilizado 24 aberturas.

Deja tu comentario

  • (not be published)