El pozole es uno de los platillos más apreciados en nuestro país y, además, contrario a lo que muchos creen, posee muchos nutrientes que lo hacen un alimento saludable, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En una publicación en su cuenta de Twitter, el IMSS señaló que el pozole cuenta con varios nutrientes que lo convierten en un producto ideal para la hora de la comida.

“Comer pozole no es malo y no te hace subir de peso, pero la botana que lo acompaña sí”, detalló la dependencia.

Por este motivo, el IMSS indicó que no se consuman ni tostadas, chicharrón, chalupas o gorditas, elementos alternos que suelen acompañar al pozole, los cuales si impactan de manera negativa en la dieta.

En cuanto a la preparación, el Instituto recomendó que la ración por persona incluya 100 gramos de grano de maíz, 60 gramos de carne y verduras diversas, como lechuga, rábano, chile, cebolla y limón.

Deja tu comentario

  • (not be published)