El empresario Alfonso Romo, perfilado como Jefe de la Oficina de la Presidencia por Andrés Manuel López Obrador, confirmó que sí se venderá el avión presidencial y la flotilla aérea con la que cuenta Presidencia.

Estas ventas generarán ganancias para el Gobierno mexicano, por el tipo de cambio en el dólar.

“Vamos a vender todas las aeronaves y va a ser buen negocio porque las compramos con el dólar a 13 pesos y ahorita estamos a 19. Se va a vender todo”, declaró Romo.

Quien fungió como enlace con empresarios durante la campaña de AMLO explicó que “de que se van a vender se van a vender porque el gasto de mantenimiento y el gasto de operación es una locura y sí vamos a hacer un Gobierno austero”.

Por la aeronave en cuestión, bautizada como José María Morelos y Pavón, el Gobierno federal ha desembolsado 2 mil 433 millones 786 mil pesos y resta por saldar 5 mil 126 millones 285 mil 914 pesos, bajo un plan de arrendamiento a 15 años.

El avión presidencial es un Boeing 787-8, del año 2009, el cual cuenta con 80 lugares, un alcance de 13900 kilómetros (por lo que puede volar sin escalas a puntos de América, África y Europa) y una vida útil de 25 años.

Además de este avión, la flotilla presidencial se compone de 21 aeronaves más, entre aviones y helicópteros, en las cuales se desplazan elementos del Estado Mayor Presidencial y otros funcionarios.

Este posicionamiento va de la mano con lo planteado por el virtual presidente electo durante la campaña, quien en reiteradas ocasiones mencionó que viajaría en vuelos comerciales o por tierra.

Deja tu comentario

  • (not be published)