El viaje de Donald Trump a Reino Unido no fue bien visto por gran parte de los británicos, por lo que varios de ellos decidieron mostrar su rechazo de forma muy original: a través de un inflable.

“Trump baby” fue un proyecto de varios activistas, quienes no están de acuerdo con las políticas del mandatario estadounidense y con su forma de conducirse hacia los demás.

Uno de los organizadores, llamado Leo Murray, indicó que la elaboración del inflable costó alrededor de 30 mil libras y contemplan llevarlo a todos los países en donde el magnate se presente.

“Creemos que no tiene conciencia ni se puede razones con él, pensamos que la única forma efectiva de protestar fue bajarnos a su nivel e insultarlo”, expresó Murray.

Sobre el aspecto del inflable, el activista explicó que decidieron satirizar la imagen de Trump poniéndolo como un bebé, puesto que “es incapaz de hacer diplomacia internacional y no puedes tomar nada de lo que hace de manera seria”.

“Trump Baby” aparece además con un gesto de ira y un teléfono celular en la mano, en relación al uso constante de que el magnate hace de Twitter.

El inflable fue puesto en el aire sobre la Plaza del Parlamento, hecho que llamó la atención de muchas personas, quienes se unieron a la manifestación contra el presidente de Estados Unidos.

Deja tu comentario

  • (not be published)