El Gobierno de Estados Unidos presentó este jueves a una corte federal de San Diego un plan de reunificación de familias migrantes.

Este documento incluye la creación de un grupo especial, el cual se encargará de coordinar el proceso de rastreo de los padres y lograr que los sus hijos regresen con ellos, luego de que el juez federal Dana Sabraw condenó que la administración de Trump no haya hecho algo por los niños que aún permanecen lejos de su familia.

“Este plan refleja un esfuerzo significativo interinstitucional para identificar y recopilar información que puede ser utilizada por los demandantes para contactar a miembros de la demanda colectiva y conocer sus deseos con respecto a la reunificación”, se asienta en el documento.

Asimismo, la administración de Trump precisó en dicho plan que hasta el momento mil 992 menores han sido devueltos a sus padres, mientras que 559 continúan clasificados como “no elegibles” para reunificación inmediata, por diversos factores.

Lo único que queda pendiente de determinar es la manera en que se actuará en los casos en los que los padres fueron deportados, lo cual, señalaron los abogados que presentaron el documento, será comunicado pronto, aunque no especificaron fecha alguna.

Tal como ocurrió en la pasada audiencia, el Gobierno de Estados Unidos volvió pedir el apoyo de organismos no gubernamentales y grupos de activistas para avanzar en este proceso, específicamente se refirieron a la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

Deja tu comentario

  • (not be published)