A prácticamente un mes de que termine su sexenio, el Presidente Enrique Peña Nieto obtuvo un amparo que lo libra de ser imputado o investigado con relación a una averiguación realizada por autoridades de Chihuahua, en torno al desvío de 250 millones de pesos del Gobierno estatal al PRI.

El amparo fue otorgado por el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Eduardo Medina Mora.

La justificación del amparo

El magistrado consideró que hay una controversia en torno a si la jurisdicción del Gobierno estatal es la que debe investigar el caso en cuestión.

“Se otorgó la suspensión en contra de los actos de investigación y procesamiento, ya que de no suspenderse se podría generar una situación grave de impunidad generalizada, al no tener certeza de cuáles son los fiscales y jueces competentes para procesar las investigaciones en contra de los funcionarios federales”, estableció Medina Mora en su fallo.

Aunque aclara que con esta decisión no se “prejuzga sobre la constitucionalidad de las normas y actos reclamados, ni sobre la probable responsabilidad de los servidores públicos que pudieran encontrarse, en su caso, sujetos a investigación o proceso”.

Investigaciones contra Peña Nieto en suspenso

El amparo concedido al aún mandatario tendrá efectos hasta que la SCJN determine a quién le corresponde deslindar responsabilidades de autoridades federales en el caso del desvío millonario al PRI de Chihuahua, proceso que podría tardar meses, sino es que más de un año.

Deja tu comentario

  • (not be published)