Donald Trump acude a muro fronterizo en California

El presidente Donald Trump visitó el miércoles una nueva sección del muro entre Estados Unidos y México, que describió como “un sistema de seguridad de clase mundial” que será prácticamente impenetrable.

Trump recorrió un tramo del muro fronterizo en el área de Otay Mesa en San Diego. Es la primera visita del mandatario al lugar desde marzo de 2018, cuando acudió a ver prototipos de muro que las autoridades destruyeron posteriormente para hacerle espacio a 22 kilómetros (14 millas) de acero y bolardos rellenos de concreto actualmente en construcción.

Antes de que comenzaran los trabajos, la frontera en Otay Mesa estaba protegida por una capa inicial de láminas de metal que podían ser perforadas rápidamente con un soplete, y una segunda capa más resistente que podía ser penetrada con sierras eléctricas.

“Era como una lámina de metal y las personas simplemente podían derribarla de manera rutinaria”, comentó Trump, refiriéndose a la primera capa que fue reemplazada. Realizó el recorrido junto a altos funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), de Seguridad Nacional y del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, así como trabajadores de la construcción.

Trump resaltó las características del muro que, aseguró, han sido estudiadas por otras tres naciones. Comentó que absorbe el calor, y señaló que “se puede freír un huevo en ese muro”. El concreto llega a gran profundidad para evitar la construcción de túneles. Y los agentes pueden ver a través de él para identificar posibles amenazas en el lado mexicano de la frontera.

“Una vez que se construya el muro, será prácticamente imposible ingresar ilegalmente, y entonces podremos tomar control de la frontera y colocarlos (a los inmigrantes) en puertos de entrada”, dijo el mandatario.

Deja tu comentario

  • (not be published)